Opiniones de una lectora...

Este espacio no pretende criticar ni reseñar ninguna obra literaria. Es un lugar donde expongo mis opiniones como lectora con total libertad. Si deseas comentar, hazlo con respeto.

La sonrisa de los cerezos en flor


Autor: Kate Connelly



Sinopsis


Una novela que recrea de manera minuciosa y magistral la vida victoriana finisecular y el papel de la mujer en las sociedades inglesa y nipona, en una época de progreso en que Japón ansiaba convertirse en una de las mayores potencias mundiales.

Londres, 1890. Después de verse sometida a la estricta voluntad de su familia y de descubrir la extraña desaparición de su amado Thomas, la joven Emily Watson emprenderá un viaje hacia Japón para encargarse de la fábrica de seda y las plantaciones de té que su familia posee en una villa cercana a Tokio. Emily conocerá la realidad de un pueblo que ha permanecido cerrado al mundo durante siglos, y deberá introducirse en la magia y el misticismo de una tierra remota en la que la tradición feudal y el progreso van de la mano. Un delicado paisaje muy alejado de su Inglaterra natal en el que viejos fantasmas del pasado guiarán misteriosamente a Emily en su búsqueda de la esencia de la felicidad.


 Opinión

"La sonrisa de los cerezos en flor" —su título original es The smile of the sun, lo cual me hace pensar que la traducción se ha inclinado por dar pistas sobre el lugar donde se desarrolla la historia para atraer lectores—, es una "Landscape Novel", una novela de narrativa romántica ambientada en lugares exóticos, llena de aventuras, y donde las protagonistas femeninas son mujeres fuertes, intrépidas, supervivientes a su propia época, rebeldes y con mentes abiertas dispuestas a cambiar de vida según lo que les depara el destino. Para los que han leído poco o nada sobre este subgénero de la novela romántica, uno de los referentes para ponerlos en situación es Sarah Lark y sus obras sobre Nueva Zelanda, el Caribe, etc.
Pero una "Landscape" va mucho más allá de su apariencia meramente romántica, y esto es algo que quiero y debo resaltar ante todo.

Para comentar este libro, voy a retrotraerme a mis recuerdos como lectora... Tranquilos, no voy a soltar un rollo patatero, sino que voy a ser breve.
Empecé a leer siendo muy niña: a los tres años ya sabía leer y escribir, y la "culpa" de esto fue crecer entre libros y mamar de sus páginas. Hasta los 10 años yo leía los libros que le robaba a mi madre, a pesar de que ella compraba libros para mí y mi hermana, adaptados a nuestra edad. Pero la curiosidad es la que mató al gato, y yo siempre leía todo lo que podía a pesar de tener mis propios libros. Quizás por ello supe desarrollar una visión del mundo inusual para un niño, una visión crítica y, al mismo tiempo, tolerante con todo aquello que resultaba ser diferente a mis jóvenes ideas o a mi educación. Mi madre jamás me prohibió leer un libro porque este no se adaptaba a mi edad, aunque sí cuidaba de mi "salud mental" respondiendo con sabiduría cuando le exponía mis dudas o confusiones sobre algún tema digamos, "avanzado".
Pero llegó la adolescencia y la edad del pavo, y, sin abandonar las lecturas que compraba mi madre, empecé a sentir inclinación por el género romántico, del cual no había leído absolutamente nada de nada. Recuerdo que mis amigas compraban en el quiosco del pueblo donde veraneaba una colección llamada Jazmín, editada por la editorial Harlequín.
Aquel fue el comienzo de una serie de lecturas sobre el género, el cual fue evolucionando hasta ramificarse en un sinfín de subgéneros y crossovers con otros temas, lo cual resultó ser fundamental para el crecimiento y auge de la narrativa romántica.

El género romántico no solo creció y se diversificó, sino que además dejó de ser un género "vergonzoso": a los lectores ya no les costaba admitir que leían novela rosa, como se la llamaba en mi época adolescente. El color rosa empezaba a añadir multitud de colores, y el género pronto se convirtió en uno de los más leídos y demandados, y, creo, que en uno de los más vendidos.
Supongo que este crecimiento se debió a que, en el fondo, la narrativa romántica era un poco aburrida, siempre las mismas tramas, los mismos clichés, la mujer sumisa frente al hombre torturado y dominante —aunque Corín Tellado vendía miles de novelas así—. Pero los tiempos cambian, y con ellos las novelas, porque los lectores cambian también. El reinado de las autoras románticas anglosajonas "tradicionales" termina con Bárbara Cartland, Johanna Lindsey, Victoria Holt, Jude Devereaux, Danielle Steel y muchas otras más (salvo excepciones como Nora Roberts), para dar paso a nuevas voces españolas como Nieves Hidalgo, Ángeles Ibirika y una autora que promete y tengo pendiente: Díaz de Tuesta, entre otras cuantas.

Sin embargo, y debido a la expansión del género, las nuevas autoras de habla inglesa han encontrado su hueco a través de los denominados subgéneros o "crossovers". De ahí nacen las novelas llamadas "romance histórico", "paranormal", "fantasía romántica", "thriller romántico", etc. ¿Qué significa esto? Pues que el romanticismo no tiene fin y que puede enmarcarse dentro de casi cualquier cosa. Incluso muchas novelas no consideradas románticas tienen elementos románticos que atraen a lectores no muy aficionados. El elemento amoroso es casi imprescindible para tener un cierto éxito con respecto a casi cualquier género que un escritor se atreva a abordar.

En los últimos años, yo en particular, he desarrollado una especial predilección por el género "romántico paranormal" y me declaro admiradora de Sherrilyn Kenyon, Lara Adrian, Kathryn Smith y J.R.Ward; en el terreno del "romance histórico" soy fan absoluta de la española Nieves Hidalgo, maestra en su terreno, a falta de leer a otras autoras pendientes que tengo en mi lista. Pero si existe un subgénero que realmente me ha cautivado de forma profunda, es el de las "Landscape Novels".

¿Por qué?

—Porque la trama romántica es una excusa para conocer otras culturas, quedando incluso en segundo plano para dar protagonismo al ambiente: el camino de la protagonista está plagado de sinsabores y obstáculos, como en cualquier trama que se precie, pero esos obstáculos la llevan a conocer otras formas de vida, otro conocimiento, otras tierras diferentes a la suya; formas de pensar y actuar de otros pueblos que la ayudan a avanzar en su "viaje" hacia la felicidad, que es el fin que busca cualquier novela del género.
—Porque la heroína no es una mujer sumisa, porque es tan fuerte (o más) que los personajes masculinos, porque sabe ser paciente, aprender y hallar su camino.
—Porque los personajes secundarios son el contrapunto a la protagonista en las diferentes subtramas. Pueden estar más o menos desarrollados, pero son indispensables para el devenir de la historia.
—Porque las novelas "Landscape" están increíblemente bien documentadas, aportan valores al lector y conocimientos sobre historia y otras culturas. Leerlas es aprender, más que lo que se aprende en el colegio, y el saber proporciona al lector elementos de juicio, opinión, además de enseñarle a ser tolerante con lo desconocido o con la diversidad.
La novela "Landscape" vendría a ser un crossover (un cruce) entre romance, historia de otros pueblos, cultura y tradiciones y superación personal.

Ediciones B ha editado una serie de "Landscape Novels" dignas de colección.
En este caso, la historia de Kate Connelly nos traslada hacia el Japón de la era Meiji, y contiene todos los elementos anotados para hacer de ella una gran historia: entretenida, romántica, pero una historia de la que se aprende y que deja una huella en el corazón si te interesa conocer otros lugares aunque sea a través de un libro. Con una doble cubierta preciosa —aunque no sea importante es un punto a favor—, me quedo ansiosa por empezar una nueva novela del género: "El Brillo de la Estrella del Sur" de Elizabeth Haran, que transcurre en la poco conocida Australia.
Otro punto a favor: Ediciones B tiene a la venta ediciones limitadas a 12 euros.

Disfrutad leyendo y dejad vuestras opiniones.



                                                              Cerezos en flor

MICRO


Autor: Michael Crichton & Richard Preston



SINOPSIS

En Parque Jurásico Michael Crichton nos enseñó un nuevo mundo terrorífico. En Micro nos descubre un universo demasiado minúsculo para ver, pero demasiado peligroso para ignorar. .En la densa selva de Oahu, Hawai, un grupo de científicos de los laboratorios Nanigen MicroTechnologies se dedica a estudiar las drogas naturales presentes en trillones de microorganismos y miles de bacterias. Su intención es aprovechar todas las aplicaciones comerciales posibles... En Cambridge, Massachussets, Nanigen MicroTechnologies pretende fichar a siete estudiantes postgraduados para trabajar en sus laboratorios de Hawai. Allí participarán en descubrimientos microbiológicos que jamás hubieran podido siquiera imaginar..Pero una vez en la selva de Oahu los siete se encontrarán inmersos en un mundo hostil tan peligroso como sorprendente. El único recurso que podrán utilizar será sus conocimientos especializados, que les ayudarán a encauzar las fuerzas de la propia naturaleza..Una novela sensacional, otro clásico de Michael Crichton, terminada por el prestigioso escritor científico, Richard Preston. El resultado es un thriller apasionante sobre el futuro fascinante de la microbiología...


OPINIÓN

Leer a Michael Crichton es apostar siempre al caballo ganador, aunque se trate de su novela póstuma, que tuvo que ser finalizada por el también prestigioso escritor Richard Preston, hermano de Douglas Preston —quien formó junto a Lincoln Child uno de los dúos de más éxito en cuanto a bestsellers de terror, misterio y ciencia—. No podía existir mejor escritor, pues, para terminar la novela que Crichton dejó inacabada, y he de decir que no se nota la intervención de Preston, el cual se adaptó al estilo del maestro y supo dar continuación a un thriller absorbente hasta la última página.

He leído casi todas las historias de mi amigo Michael. Y me atrevo a llamarlo "amigo" además de Maestro —con mayúscula—, porque para mí es más que un escritor. Es un hombre de ciencia, un apasionado de la tecnología que puso su talento al servicio de la literatura para enseñarnos el mundo a través de las aventuras de sus personajes. Con sus novelas nos enseñó a apreciar el universo en todo su esplendor, utilizando la ciencia en todas sus especialidades: física, biología, química, aeronáutica, antropología... Incluso se atrevió con los viajes en el tiempo a través de Timeline, con el futuro virtual gracias a Acoso, o con la cultura nipona gracias a la estupenda Sol Naciente. Era un maestro en muchos campos y siempre agradecí lo mucho que me enseñó sobre la vida y el comportamiento humano. Mi novela favorita es, y será siempre, La amenaza de Andrómeda, considerada por muchos el relato de un hecho real ocultado por el gobierno de los EEUU.

Micro es otra grandísima aventura del maestro, y, desgraciadamente, la última. Leerla ha supuesto, de nuevo, aprender cosas que no conocía. Siempre pienso que si un libro no te enseña nada, es mejor olvidarlo y no recomendarlo jamás. Este es un libro para mentes inquietas, porque al margen de la aventura y el thriller, Crichton siempre enseña, educa y transforma, al lector y al mundo que lo rodea. Quiero decir que existe un antes y un después cuando lees cualquiera de sus libros. El mundo no podrás verlo con los mismos ojos nunca más, esa es la grandeza de la escritura de Crichton, el mostrar a través de palabras lo que es desconocido a simple vista. Los secretos de la ciencia, de la fuerza de la naturaleza, de la vida, todo ello es revelado a través de sus obras, y no habrá ningún otro escritor que pueda superarlo en décadas. Ojalá me equivoque.

Micro es una aventura más, pero esta vez está enmarcada en la nanotecnología, un campo todavía en desarrollo, con infinidad de posibilidades y que, en manos de las personas inadecuadas puede convertirse en una amenaza para la humanidad.
La premisa es contundente y llena de promesas, pero además de introducirnos en ella, Crichton se atreve a desarrollarla reduciendo a sus personajes a seres de no más de dos centímetros —recuerdo la película Viaje alucinante—, y abandonarlos en un entorno hostil lleno de microvida en una isla de Hawai... La acción, el peligro, la tensión ya están en movimiento, como lo están los miles de seres vivos microbiológicos que acechan en la selva. La supervivencia de los personajes estará en los conocimientos científicos adquiridos durante sus años de estudio, la práctica frente a la teoría, ¿les ayudará a sobrevivir? La respuesta está en esta espléndida novela, un tecno-thriller que hará las delicias de los amantes de la aventura y la ciencia, salpicada con un poquito —poco—, de terror.

Gracias, señor Crichton, por ser mi maestro una vez más y regalarme conocimientos, sensibilidad hacia lo desconocido, y aventura en estado puro.
Le echaré de menos, siempre...


 

Muñecas Chinas


Autor: Lisa See 




SINOPSIS 

 Lisa See, la aclamada autora de El abanico de seda, Dos chicas de Shanghái y Sueños de felicidad, ha conseguido el reconocimiento mundial por su maestría a la hora de retratar las intrincadas relaciones entre mujeres, siempre marcadas por el hilo invisible del destino. Pero nunca antes había ahondado en la amistad de tres mujeres. Ahora nos ofrece la fascinante historia de tres chicas de muy distinto origen que, entre 1938 y 1948, luchan juntas por cumplir sus sueños en el club más glamuroso de San Francisco, hasta que el ataque japonés de Pearl Harbor, tan lejos de ellas, pone en peligro sus ambiciones, y hasta sus vidas, cuando una traición inesperada lo cambia todo.

OPINION 

 Homenaje a la amistad entre mujeres por encima de todo, de cualquier circunstancia política, social o personal. Es lo primero que se me ocurre si tuviera que resumir en una sola frase la historia escrita por Lisa See, una especialista en retratar el mundo oriental y las relaciones entre mujeres. Creo que ese es el mensaje más importante que la autora quiere transmitir, y lo ambienta en una década convulsa para el mundo, la que abarca los años anteriores a la entrada de Estados Unidos en la segunda Guerra Mundial, los años que duró, y los posteriores a ella. Tan solo 10 años para contarnos una historia de amistad, amor, tragedia, odio y rencores entre tres mujeres de origen asiático pero nacidas en norteamérica.

 Tres mujeres se conocen en el San Francisco de 1938, pocos años después de la Gran Depresión. Las tres son "orientales", en contraposición a los "occidentales", los términos con los que en aquella época se diferenciaban a blancos y a asiáticos. Grace, Helen y Ruby, tienen grandes aspiraciones: su sueño es bailar en uno de los cabarets de moda en la ciudad, el Forbidden City; comenzar a bailar en su sala como "ponis" (coristas), a dar el salto a otros cabarets más importantes, o incluso al cine como primeras figuras, está a muy poca distancia siempre que se trabaje duro. Pero no todo es un camino de rosas, y el bombardeo de Pearl Harbor cambiará sus vidas, aunque la traición no estará tras las filas enemigas en el Pacífico sino a muy poca distancia.

 La guerra obliga a algunas personas a ocultar su verdadera ascendencia. Los ciudadanos de origen japonés son vistos como traidores y se esconden bajo identidades chinas. Pero la verdad siempre sale a la luz, y esa verdad marcará el destino de las tres amigas. Al final, lo que cuenta es tener los ojos rasgados, porque todos los "orientales" son iguales, y todos son víctimas de la época en que les ha tocado vivir.

En lo referente a la parte "técnica", he de decir que la traducción me ha chocado ligeramente. Digo "ligeramente" en el sentido de que me he topado con infinidad de adverbios terminados en -mente (por mencionar algo), pero esa apreciación es debida a que leo como escritora y no solo como lectora. Esto no debe condicionar a ningún lector porque creo que disfrutará de esta historia sin apreciar esto que expongo porque son apreciaciones subjetivas.
.
La documentación es excelente, muy trabajada, como en todas las historias de la autora. Adivino muchas horas de dedicación, y eso es lo que me hace apreciar una novela además de la trama, aunque los personajes sean clichés y podrían dar más de sí; eso quizás se debe a que está contada a través del punto de vista de tres personajes distintos y se haría muy largo profundizar en ellos. Esto, quizás también, puede llegar a confundir al lector en determinados momentos. Aun así, me atrevo a decir que profundizar mucho más en las protagonistas no hubiera conducido a mejorar la historia. Para mí, lo importante, y el verdadero protagonista, es el contexto histórico y la discriminación que sufrieron los norteamericanos de origen asiático durante la segunda Guerra Mundial.

 La historia retrata con fidelidad la vida de aquellos norteamericanos en "tierra de nadie". Los descendientes de personas asiáticas que llegaron a Estados Unidos en busca de una vida mejor —un tema que vemos todos los días, aunque las nacionalidades cambien—. Personas que se sentían rechazadas como estadounidenses y también como japoneses o chinos, que no sabían dónde estaba su hogar, aunque ellos respondían como auténticos patriotas con cada acto y cada paso que daban en sus vidas.
Una época de humillaciones que solo un espíritu libre, como el de las coristas, podía superar. Esta historia es también un homenaje a los famosos cabarets de la época: el Forbidden City, el China Doll, el Circuito Chop-Suey; las canciones que marcaron una época, los artistas, el mundo del cine, una época inolvidable en los barrios Chinatown de San Francisco y Nueva York... En fin, un libro que recrea toda una época que merece la pena conocer: una época de glamour, sofisticación y también alegría, baile, amor, tragedia y perdón.

The show must go on...


BUCÉFALO Memorias del caballo de Alejandro


Autor: Eloy M.Cebrián



SINOPSIS (Por Carolina Márquez)

Bucéfalo es un caballo de combate, un guerrero más del temido ejército macedonio, y vive los últimos momentos de su existencia.
Pero no es un caballo cualquiera, es el caballo de Alejandro El Grande, uno de los mayores strategos autokrator—comandante en jefe— que ha conocido la historia. Fue desde su nacimiento un magnífico animal, protegido por los dioses, descendiente de los caballos portadores del carro de Poseidón.
Nació con un porte majestuoso y no tuvo nombre hasta que el destino unió su vida a la de un niño de nueve años que supo domarlo, que no dominarlo, al comprender su naturaleza indómita, tratándolo como a un ser vivo que siente, sufre, y, sobre todo, que comprende el comportamiento humano; su pequeño dueño lo amó y supo otorgarle un lugar en la historia como compañero en la guerra y no como mero instrumento de la misma.
Bucéfalo es un caballo de pequeña alzada, como Alejandro, originario de la región de Tesalia, pero es resistente, veloz y fuerte; hijo de Áyax y de Ánemos (viento en lengua helena), nació con negro pelaje y cabeza ancha, con una marca blanca en la testuz en forma de estrella.
Su nombre, Bucéfalo, significa "Cabeza de buey".


OPINIÓN


"Bucéfalo. Memorias del caballo de Alejandro", podría considerarse una novela histórica más, que lo es, pero no por ello deja de ser original.  Cuando el lector se enfrenta a una novela de estas características siempre se pregunta el porqué leerla, puesto que la historia es la misma y no va a contar nada que no se sepa ya; es cierto, la historia es la misma y si deja de serlo, estaríamos ante una Ucronía, una novela histórica alternativa basada en hechos históricos reales con desenlaces imaginarios, o incluso entraríamos en el terreno de la ciencia-ficción, y no sería una novela histórica en rigor. Pero en este caso, el relato es fiel a lo sucedido, a la vida del que fue rey de la Hélade, la Antigua Grecia, y del Asia Menor, a su pensamiento como estratega militar, sus ansias de conquista, pero no para enriquecerse, pues su sueño —y en ello insiste Bucéfalo a lo largo de su relato—, era la unificación de todos los pueblos bajo un mismo imperio, en igualdad de condiciones y con los mismos derechos y obligaciones. Pero su originalidad reside en su punto de partida y a lo largo de toda ella.
La novela comienza con el relato de Bucéfalo en sus últimas horas de vida. Herido de muerte en la Batalla de Hidaspes, el viejo animal recuerda lo que fue su vida: su nacimiento, sus padres, sus primeros amos, hasta que arribó a la ciudad de Pela, residencia del rey Filipo II, padre de Alejandro. Profesa un gran amor hacia su madre Ánemos, de la cual conserva un sabio consejo: "aprende lo que puedas sobre los hombres, ése conocimiento puede salvarte la vida". Y esto es precisamente lo que hace Bucéfalo, aprender, escuchar las conversaciones de los hombres y de otros caballos, asimilar la historia y buscar testigos para conocer de primera mano todo cuanto ocurre a su alrededor. Uno de estos testigos es ni más ni menos que su amo, Alejandro, el cual vierte en su más fiel amigo y aliado todas sus preocupaciones, como si de un amigo humano se tratase.
 A través de Bucéfalo conocemos parte de la historia antigua, de la mitología griega, el orígen de las grandes construcciones de la época —la Acropolis de Atenas—; la vida de los "cadetes" del ejército macedonio bajo la instrucción de Aristóteles y sus enseñanzas sobre astrología, filosofía, humanidades, estrategia militar. También asistimos a las grandes batallas libradas por Alejandro El Grande: Gránico, Gaugamela, Queronea, el sitio de la Roca Sogdiana, Hidaspes, ejemplos de astucia y estrategia militar que aún hoy en día se enseñan en las academias militares. Pero no sólo de batallas vive el hombre, y Bucéfalo nos relata también las vidas de los humanos contemporáneos, los ya mencionados Aristóteles, Filipo, y personajes importantes en la vida de Alejandro: Olimpia (su madre), Hefestión (amigo de la infancia y amante de Alejandro), Tolomeo, el romano Marco Furio Camilo, Parmenión, el orador Demóstenes, Darío III (rey de los persas), su esposa Barsine, la única mujer a la que amó, y todos aquellos que, indirectamente influyeron en su vida.
Al tratarse de una novela histórica es inevitable el relato de las batallas más importantes, es incluso imprescindible para comprender la narración. En este aspecto es donde la mayoría de autores flaquean: el relato se vuelve denso, oscuro e, inevitablemente incomprensible, plagado de términos militares y palabras técnicas, con lo que se hace necesaria la presencia de un diccionario traductor. No es este el caso.
Eloy M. Cebrián relata el transcurso de dichas batallas de una manera ágil, rápida y al ritmo de la velocidad de las espadas impactando con las del enemigo, con la prontitud con la que el ejército se reagrupa en formación ante una situación crítica, sin recrearse en descripciones morbosas o macabras; no las necesita para que entendamos el horror de la guerra —Bucéfalo advierte que se abstiene de contar según que cosas—. De todas maneras, gracias a su preocupación por el lector novato en relatos históricos, nos ofrece descripciones sencillas sobre estrategia militar y formaciones militares como la "falange tebana", "los inmortales" o "la tortuga" romana.
Pero por encima del relato histórico, el autor nos conmueve con un relato de amistad y de humanidad. La relación entre hombre y caballo, general y compañero en la guerra, nos da a entender que las gestas de Alejandro no hubieran sido las mismas sin Bucéfalo, y no porque lo cuente el caballo, sino porque el lector lo percibe durante todo el relato. El animal fue el instrumento inmediato de Alejandro como conquistador, así lo entendemos mediante el pensamiento del caballo, mediante sus sentimientos, que llegan a ser los mismos que los de su dueño: alcanzar la fama y la gloria, pero presentando a su amo como una persona sensible, humana y respetuosa de otras culturas.
El antropomorfismo —atribuir cualidades, atributos y pensamientos humanos a un animal u objeto inanimado—, no es nuevo en la literatura. Esopo lo utilizó en sus fábulas, donde las enseñanzas morales son impartidas por animales, e incluso La Biblia utiliza este recurso. Puede resultar patético o ridículo utilizado con ligereza o poca sabiduría.
En este caso, utilizar a un animal como narrador de un relato histórico, tan importante como la gesta de Alejandro Magno, es un gran acierto. Por unos momentos, uno se olvida que es el caballo quien cuenta la historia, porque acabamos sintiendo a Bucéfalo como un "humano" más en los acontecimientos; sentimos cómo ama a su dueño, cómo es capaz de enamorarse y de vivir lo que el destino le depara. Al mismo tiempo, sentimos que es cierto lo que nos relata, y que los hechos sucedieron tal y como los cuenta, aunque de forma sorprendente es otro animal allegado a él quien termina el relato.
Una novela altamente recomendable, no sólo por su contenido sino por su forma de contarlo. Es un relato ameno, ágil, absorbente y con una gran sensibilidad. Debería servir de ejemplo incluso en las escuelas de equitación y doma natural.
No puedo resistirme a realizar una petición al autor: conocer también las memorias de Marengo —Napoleón—, Babieca —El Cid—, y tantos otros...


BENEGAS


Autor: Francisco José Jurado


ARGUMENTO

Todos los días en Córdoba son "un día de cojones" para el inspector de policía Benegas, pues todos los días salen ratas de las cloacas, delincuentes ávidos de mejorar sus vidas siguiendo sus instintos y bajas pasiones, moviéndose al compás de los hilos que mueven el mundo: dinero, poder, sexo, fama y... gloria literaria.

Benegas está de vuelta de todo, es un sabueso cínico, con una mente lógica, y entendedor de la naturaleza humana. No hay caso que se le resista, por muy oscuro que sea.



OPINIÓN

Mis felicitaciones a Francisco José Jurado. Benegas me encanta, me gusta su lógica aplastante y su equipo policial, Marita, Vázquez y Maqueijan —apodo o seudónimo que quien tenga una cierta edad recordamos de una estupenda serie de televisión, impagable la ocurrencia—; me gusta la ironía del personaje, su pensamiento, sus sentimientos personales y su amor por su mujer y por Córdoba, ciudad de contrastes y paradojas, que es a Benegas lo que Barcelona a Pepe Carvalho, aunque me falta un poco más de referencias gastronómicas (un poco más sobre la cultura del "tapeo", por favor, y media copita más). Y ya puestos, ¿se podría hacer de Maqueijan un digno sucesor de Biscuter, el fiel compañero del Carvalho de Vázquez Montalbán? Apuesto a que si Jurado quisiera, así sería, y sólo nos faltaría que a Benegas le diera también por quemar libros, aunque creo que jamás llegaría a ese extremo, pues bastante disfruta ya de su nueva relación marital, y ni pensamientos tiene sobre el tema.

La narración es ingeniosa, llena de reflexiones con doble sentido, giros de palabras y puyas directas como balas que arrancan una sonrisa, y hasta dos, como diría don Tomás Rebollo, sacristán de la parroquia y uno de los personajes del primero de los tres casos que tiene Benegas entre manos: los fantasmas del franquismo, la prostitución y el dinero que mueve, los entresijos del mundo literario y sus premios (y el dinero que mueve), en fin, los misterios de la vida misma.

El autor se mueve como pez en el agua, bebiendo de la fuente de autores consagrados en el terreno, M. Vázquez Montalbán, Henning Mankell, Andrea Camilleri (Jurado es ferviente admirador de estos autores y así nos lo hace saber, con una dedicatoria en "Historias Perdidas"). Benegas no tiene nada que envidiar a Carvalho, Wallander o Montalbano, aunque le falte la consagración definitiva con más historias y nuevos casos, que espero y deseo lleguen pronto.

Benegas es una novela gratamente sorprendente, pues Jurado ha sabido dotar a su personaje de una personalidad propia, llegando incluso a hacernos confundir la realidad con la ficción, o la ficción con la realidad. Ya no sé si Frankie Jurado está muerto o vive para escribir, si se trata de una autobiografía disimulada del autor,  si Benegas es una invención o encontraré su dirección en el callejero de Córdoba y podré llamarle para quedar y tomarnos unas cervezas y unas tapas.

Una cosa sí sé seguro: todos querréis saber quién mató a Frankie Jurado.
A mí me quedan las ganas de leer más casos del inspector cordobés.
________________




"Sin epitafio", nuevo caso para Benegas.

Género negro.

Atlántida

Autor: Javier Negrete





SINOPSIS

Una novela sobre el misterio de la Atlántida escrita por uno de los grandes especialistas del mundo griego.
.
Gabriel Espada, un cínico buscavidas sin oficio ni beneficio, quizá el más improbable de los héroes, tiene ante sí una misión: descubrir el secreto de la Atlántida.
.
La joven geóloga Iris Gudrundóttir intuye que se avecina una erupción en cadena de los principales volcanes de la Tierra y confiesa sus temores a Gabriel. Para evitar esta catástrofe, que podría provocar una nueva Edad de Hielo, Gabriel tendrá que bucear en el pasado. El hundimiento de la Atlántida le ofrecerá la clave para comprender el comportamiento anómalo del planeta.
.
Una mezcla explosiva de ciencia y arqueología y, sobre todo, aventura en estado puro.


OPINIÓN

Todos hemos oído hablar alguna vez del mito de la Atlántida, el continente desaparecido hace miles de años, y todos nos hemos preguntado qué fue lo que realmente sucedió y el porqué de su desaparición.
Lo que nunca nos habíamos planteado es que, posiblemente en su destrucción, se halla la clave para salvar el planeta Tierra en un futuro no muy lejano...

La Tierra, año...más allá del 2012... El planeta se convulsiona, se agita su corteza, su manto. Movimientos sísmicos a lo largo y ancho de nuestro mundo anuncian una gran catástrofe. Todos los volcanes existentes parecen despertar al mismo tiempo, provocando erupciones hasta en lugares supuestamente "dormidos" . Las grandes calderas de magma acumulado empiezan a expandirse, a subir a la superficie, presionando y reventando en diferentes lugares a la vez, creando lo que los vulcanólogos denominan un "supervolcán", expulsando rocas incandescentes, gases tóxicos y nubes piroclásticas que alcanzan cientos de kilómetros de altura, sepultando la luz del sol, cubriendo ciudades, campos, cosechas, matando a cientos de miles de personas y provocando cambios en la climatología terrestre. El campo magnético de la Tierra se invierte, lo cual es percibido por unas pocas personas que tienen un mismo sueño común y que los impulsan a investigar qué está sucediendo y porqué. Si no encuentran la respuesta a tiempo, el mundo se enfrentará a una nueva glaciación y a la extinción de la raza humana.

Me enfrenté a este relato dispuesta a pasar horas de aventuras siguiendo las andanzas de un grupo de personas dispuestas a "salvar el mundo". Sé que hay muchas personas que odian este tipo de novelas, pero a mí me entretienen, y mucho, me ayudan a evadirme y además, si te hacen sentir un poco que eres el héroe o heroína, pues bienvenidas sean, que soñar no cuesta un maldito euro.
Lo que no esperaba encontrar es todo un compendio sobre vulcanología, con interesantísimas descripciones sobre el funcionamiento de los volcanes, el comportamiento de las masas de lava en el interior de la superficie terrestre y conocimientos magníficos sobre erupciones volcánicas, expulsión de nubes tóxicas y demás fenómenos relacionados con el tema. Me he quedado anonadada ante tantos conceptos interesantes, pero sobre todo, tan bien contados.

Pero Javier Negrete no se centra exclusivamente en este fenómeno, sino que es capaz de enlazarlo con la misma historia (o mito), la del continente perdido de la Atlántida; una historia ficticia, pues realmente nada se sabe sobre ella salvo lo que nos transmitió Platón —que parece ser tuvo su origen en relatos de los antiguos egipcios, que a su vez, les fueron transmitidos por supervivientes atlantes—. ¿Quién sabe? Lo realmente cierto es que la historia planteada por Negrete parece tan, tan verosímil.

Y, cuando aún no te has repuesto de la sorpresa de encontrarte con volcanes, historia de la Atlántida y de otros lugares antiguos, como Creta, Cnosos, Atenas, el autor da una nueva vuelta de tuerca para adentrarnos en el mundo paranormal: sueños misteriosos aparentemente sin sentido, personas capaces de comunicarse telepáticamente y vivir vidas ajenas mediante la comunicación mental, e incluso nos insinúa que podemos hallarnos ante la posibilidad de que existan seres inmortales entre nosotros... Cuántos crossovers, no puedo con mi vida.

Pero lo que más me ha maravillado de este relato es el convencimiento absoluto de que La Tierra, la Gran Madre, tiene vida, existencia y pensamientos propios. Una red de microvida late bajo la superficie y piensa por sí misma; los movimientos sísmicos, las erupciones, no son otra cosa que el lamento de Gaia, la que nos cobija, buscando un objetivo existencial legítimo: su supervivencia, aun a costa de la humanidad, la misma que hace tiempo le dio la espalda y se "alejó" de su superficie con el progreso y la tecnología. La Tierra tiene un comportamiento consciente, reclama su futura existencia biológica, la vida y la procreación son la clave, incluso para la Gran Madre.
Únicamente la comunicación con el planeta, con sus más primitivas y antiguas formas de vida, podrá detener la destrucción de los hombres. Esa forma de comunicación es la que dominaban los antiguos moradores de la Atlántida. Conocer el secreto de su destrucción, paradójicamente, conllevará la salvación de la humanidad deteniendo el Armagedón.
Aventura en estado puro, y una gran enseñanza sobre el respeto a la Tierra. 
Eso es "Atlántida".

Me llaman Atlas.
Soy inmortal.
No sé por qué.
Pero sé que algún día lo averiguaré.
Tengo todo el tiempo del mundo.


Flashforward (Destellos del futuro)


Autor: Robert J. Sawyer


¿Qué harías si pudieras ver un fragmento de tu futuro y no te gustara?




SINOPSIS

 El equipo de investigación de Lloyd Simcoe y Theo Procopides está empleando el acelerador de partículas del laboratorio del CERN de Suiza en un proyecto secreto. Pero su experimento sale terriblemente mal y, durante un par de minutos, la conciencia de toda la raza humana es arrojada veinte años hacia el futuro. Mientras la humanidad debe restañar los catastróficos efectos inmediatos del experimento, las implicaciones más serias tardan algo en aparecer. Aquellos que no recibieron visiones del porvenir tratan de descubrir cómo morirán. Otros buscan ya a sus futuros amantes. Lloyd deberá superar la culpabilidad por haber provocado accidentalmente la muerte de la hija de su prometida, mientras Theo se ve atrapado en la investigación de su propio asesinato. A medida que las verdaderas consecuencias de lo sucedido comienzan a hacerse claras, la presión para repetir el experimento aumenta sin cesar. Todos quieren un destello del futuro, una oportunidad para saltar y ser testigo de su éxito... o para aprender a evitar sus errores. En esta novela, repleta del ingenio habitual de Sawyer, de sus descripciones y diálogos de alta escuela, de personajes perfectamente construídos y de un brillante sentido del ritmo, el autor demuestra que está en su mejor momento.

OPINIÓN

    Este es el libro en el que se inspiró la serie de televisión del mismo título. Pero se parecen bien poco, muy poco. Si bien la serie me atrapó desde sus primeras imágenes y su planteamiento tan enigmático, el libro lo ha hecho doblemente; y esto es así porque en la serie no me enteraba de algo fundamental: el por qué de lo que ocurre, la causa de un desvanecimiento universal y de un salto al futuro incomprensible para la humanidad.

 Pero el libro te da la respuesta desde las primeras páginas, con lo cual el enigma planteado por la serie desaparece. Y eso me gusta. Saber a lo que me enfrento desde el principio me motiva a saber más, no ya a averiguar la causa de lo acontecido, que queda en un segundo plano, sino a saber qué ocurrirá después de ese punto de inflexión. Aún así, el autor nos mantiene presos de un suspense más: la repetición del experimento que provocó el salto en el tiempo, porque… ¿y si no lo hubiera causado dicho experimento?

    Las probabilidades demuestran que la búsqueda del bosón de Higgs (la partícula cuya interacción dota de masa a las demás) es la causante de todo lo ocurrido: el salto en el tiempo, las muertes de aquellos que se desvanecieron en situaciones peligrosas, el cambio que sufre la humanidad al haber tenido destellos de un futuro no muy lejano, o de no haberlos tenido, lo que significa que muy pronto morirán…

    He disfrutado enormemente con esta historia. A pesar de las apariencias, soy una mujer de ciencias, siempre me apasionó la física, la química, los viajes en el tiempo, los enigmas del Universo y de la mente humana. Me gusta que me inviten a pensar, a reflexionar sobre qué es lo que yo haría si me dieran la oportunidad de vislumbrar un trozo de mi futuro: ¿trataría de cambiarlo, o me gustaría lo que debe ocurrir? ¿Y si no tengo futuro? ¿Estaré muerta cuando llegue esa fecha?

    Lo que más me gusta de esta novela es el planteamiento filosófico sobre la inmutabilidad del futuro: ¿podemos cambiar el futuro que se nos ha dejado vislumbrar, o está todo escrito y decicido?. El libre albedrío se abre paso como respuesta a esta pregunta. El destino, el karma, todo puede hacer que las cosas cambien. Sin embargo… yo creo en la elasticidad del tiempo, un concepto que aprendí del maestro Asimov: por muchos cambios que provoquemos en el contínuo espacio-tiempo, las cosas siempre tenderán a ocurrir como estaban destinadas a hacerlo. Sólo podemos provocar pequeñas variaciones imperceptibles, cambios en vidas insignificantes para la Historia, que siempre será la misma, pese a todo.

    Este libro no es recomendable a todo el mundo. Es una joya de la física y aquel que no esté familiarizado con ella y sus teorías puede perderse en algún momento. Las elucubraciones de los personajes intentando encontrar una explicación al problema son asombrosas, así como las soluciones planteadas . En unos pocos párrafos nos vemos sumergidos en la Madre Física: el Cubo de Minkowski, el Gato de Schroëdringer, los universos paralelos, la Física de la Inmortalidad, el Big Crunch, la Teoría del Caos, el Principio de Exclusión de Pauli… todo tiene cabida en poco más de 300 páginas.

    Sawyer va más allá de la física, -otro tanto para disfrutar la novela-: el relato está plagado de referencias cinéfilas y literarias con las que he recordado buenas películas y buenos libros: La guerra de los mundos, ¡Qué bello es vivir!, Rocky, La comedia humana, Un cuento de Navidad, Ultimátum a la Tierra, La máquina del Tiempo… Me he entusiasmado leyendo y recordando, tanto, que quiero volver a leer la novela más despacio y recrearme en todos sus planteamientos y teorías.

    La serie se quedó muy corta, esto es una gran obra maestra (para mí, que no soy experta en ciencias),  que recomiendo aunque no entendáis las leyes físicas que rigen el mundo. Sería una buena oportunidad para aprender y reflexionar… porque, ¿qué harías si tuvieras una visión de tu futuro durante 2 minutos y 17 segundos?...

    Para pensar, ¿verdad?


     

Carolina Márquez Rojas